En esta era de promoción digital y online, el marketing dental utiliza todas las herramientas a su disposición. Si tienes una clínica odontológica, seguramente tengas, también, una web, un blog y unas redes sociales más o menos activas, con las que trates de conseguir un buen posicionamiento y llegar a cuantas más personas, mejor. Sin embargo, a pesar de la gran importancia del marketing online para tu clínica, no debemos olvidar un punto muy importante en cuanto a tu estrategia de promoción: el marketing offline dental.

Qué es el marketing offline dental

Por marketing offline entendemos toda aquella promoción que no provenga del mundo de internet. Podríamos decir que es la vuelta al marketing de toda la vida.

Contar con una estrategia de marketing offline en tu clínica dental puede suponerte muchas ventajas, que tal vez no te hayas planteado. Se tiende a pensar que es una técnica desfasada, con la que ya no se pueden obtener buenos resultados. ¡Nada más lejos de la realidad! En este artículo vamos a explicarte las ventajas de una estrategia offline, así como algunos ejemplos de medidas que puedes implementar en tu consulta odontológica.

Ventajas del marketing offline en una clínica dental

Captar clientes a través de canales offline no solo es posible, sino que resulta muy efectivo. Está demostrado que los pacientes que acuden a una clínica dental provenientes de la publicidad tradicional son más fieles y tienen mayor tendencia a volver a consulta que los surgidos de internet.

Una clínica odontológica es un servicio de salud. Como tal, debe presentar una imagen que aporte seguridad y confianza a los pacientes. Existen muchas clases de clientes, y no todos tienen confianza en el mundo digital, por lo que no debes descuidar el resto de canales promocionales.

Dicen que la primera impresión es la que cuenta. Y es cierto. Tener una consulta que disponga de una buena imagen es fundamental para causar una buena sensación en quien acude a tratarse.

Las instalaciones deben mostrar una imagen higiénica y de calidad. Es importante cuidar la presencia del mobiliario, así como la gama cromática de la consulta y los elementos de decoración.

Una sala de espera acogedora, con una música relajante y una fragancia agradable pueden hacer que se reduzca considerablemente el estrés del paciente mientras aguarda a ser atendido.

Una vez dentro de la consulta, el aspecto debe aportar seguridad y confianza. Es importante no dejar elementos fuera de lugar y cuidar con celo la higiene y presentación.

Un cliente satisfecho puede convertirse en tu mejor promoción. El marketing offline dental se basa mucho en hacer que los pacientes sean embajadores de tu marca. Lo creas o no, lo que mejor sigue funcionando es el boca a boca.

Estrategias para mejorar

Con todo esto no queremos decir que el marketing online de una clínica dental no sea importante o que debas rechazarlo. Se trata, más bien, de que utilices una combinación entre el mundo real y el digital para captar y retener clientes.

Elabora una buena estrategia de branding. Tu marca persona te acompañará allá donde vayas, así como tu reputación. Tienes que conseguir que la gente hable bien de ti. En las empresas de mayor éxito, con solo pensar en su marca, los clientes ya perciben una buena sensación.

Empieza por el nombre de tu clínica dental. Recuerda que se trata de un servicio sanitario, por lo que deberías evitar nombres coloquiales. Después, debes hacer un análisis cromático: de qué color pintar las paredes, cuáles serán los tonos de la tarjeta de visita, etc.

Poner un anuncio en prensa sigue siendo un método muy efectivo. En este caso, debes encontrar un fino equilibrio entre el tono promocional y la seriedad y profesionalidad que caracterizan a tu consulta. Dejar esta medida en manos de una agencia puede ser una buena idea, ya que no nos interesa acabar publicando un anuncio que arruine nuestra marca profesional.

El cartel con el que anuncies tu clínica al exterior debe estar pensado y elaborado, también, con el máximo cuidado. Analiza el barrio o la zona en la que has instalado tu clínica y a qué público te diriges. Piensa que es lo primero que verán la mayoría de clientes potenciales, y que forma parte de esa primera impresión tan importante.

Además de la imagen y la calidad del dentista, la gestión de la clínica también es fundamental de cara a los clientes. Poder acceder a su expedientes con facilidad, pedir cita sin complicaciones, recordatorios, un buen trato, etc.