Si cuentas con formación en nutrición, una de las salidas laborales entre las que puedes elegir es montar una consulta especializada para atender a pacientes que deseen o necesiten cuidar sus hábitos de alimentación. Pero, ¿qué se necesita para crear una clínica de nutrición?

La idea de abrir tu propio centro de nutrición tal vez te suscite muchas preguntas: ¿Cuál es el equipamiento que se necesita para ponerlo en marcha? ¿Cuánto cuesta crear una clínica de nutrición? ¿Cómo se promociona un nutricionista?

En este artículo te aclaramos estas dudas para que puedas abrir tu propio centro de nutrición, para el que será de gran ayuda disponer de un software para nutricionistas.

Requisitos y condiciones para ejercer como nutricionista

No todo el mundo puede ser nutricionista profesional. Para poder crear una clínica de nutrición, antes debes tener en cuenta algunos requisitos básicos para ser nutricionista en España.

  • Tener formación en nutrición, para lo que puedas cursar un FP de Nutrición y Dietética, o bien el Grado Universitario en Nutrición Humana y Dietética. Este título te proporcionará los conocimientos técnicos y prácticos que necesitas para ejercer como consultor nutricional. Para poder hacer antes un FP o entrar a la universidad, necesitas disponer del Bachillerato, o bien estar en posesión de un título técnico o especialista.
  • También puedes tener formación en otros campos relacionados con el ámbito de la salud o el deporte, y luego hacer una especialización en nutrición, como un máster, posgrado o título de experto universitario.

Más allá de la formación técnica que requiere ser nutricionista-dietista, necesitas tener también algunas habilidades profesionales útiles para ejercer la profesión:

  • Tener capacidad de motivación y liderazgo sobre las personas, ya que la psicología influye notablemente en el comportamiento alimentario de los seres humanos.
  • Respetar la ética profesional del ámbito de la nutrición, teniendo en cuenta que estamos hablando de la salud de las personas.
  • Trabajar en equipo, ya que el nutricionista no actúa de manera aislada, sino que lo hacen en colaboración con otros profesionales médicos, que pueden recomendar o requerir que los pacientes cambien su dieta o eviten ciertos alimentos, según su estado de salud.

¿Qué equipo y qué herramientas se utilizan en una consulta?

Para crear una clínica de nutrición necesitas disponer de una recepción, sala de espera, consulta, sala de tratamiento y aseos. Para equipar estas instalaciones, es fundamental contar con los siguientes equipos y herramientas:

Equipamiento médico para la sala de tratamiento:

  • Camilla para el paciente. Aunque existen muchos tipos de camillas (fijas, plegables, eléctricas, hidráulicas…), en una clínica de nutrición basta con utilizar una camilla de acero de dos cuerpos fija. No es necesario que sea demasiado cara.
  • Tensiómetro equipado con monitor y brazalete para personas obesas.
  • Báscula (con tallímetro incorporado).
  • Monitor de medidor de grasa corporal y peso.
  • Aire acondicionado y calefacción para toda la clínica, para que la temperatura sea agradable para los pacientes y el personal durante todo el año.
  • Equipos informáticos para la consulta y la recepción.
  • Un software de gestión para clínicas de nutrición, como Nubimed, que facilita la administración del negocio.

¿Cuánto cuesta abrir un consultorio nutricional?

Si deseas crear una clínica de nutrición, hay que invertir en determinados aspectos. Un gasto que te vas a encontrar ya desde un principio es la reforma del local donde vayas a abrir la consulta. La obra deberá abarcar tanto el interior (electricidad, fontanería, trabajos de albañilería, pintura…) como el exterior (rótulos, escaparates…). El importe dependerá del estado en que se encontrara originalmente el local.

Después tendrás que hacerte con los equipos y herramientas que mencionamos en el apartado anterior, pero también deberás adquirir el mobiliario para cada una de las salas de la clínica: mostrador de recepción, butacas o sillas para la sala de espera, escritorio y sillas para la consulta, muebles de almacenaje, biombo para la sala de tratamiento…

Evidentemente, tendrás que comprar los materiales imprescindibles para comenzar a pasar consulta: guantes, apósitos, rollos de papel o sábanas desechables para la camilla, artículos de oficina…
Por último, deberás hacer frente a los gastos de creación del negocio (licencia de apertura, alta de la luz, el agua y el teléfono, alta de autónomo, asesoría…) y tendrás que pagar la fianza del alquiler del local. Es importante que tengas un fondo inicial para cubrir los gastos que genere la clínica durante al menos los 3 primeros meses (sueldos, seguridad social, alquiler, luz, agua, teléfono, gestoría, publicidad…).

A continuación, te presentamos una lista de todos los gastos que conlleva abrir un consultorio nutricional:

  • Reforma de local: 15.800 €
  • Equipamiento médico: 1.150 €
  • Bomba frío-calor: 2.800 €
  • Equipos y herramientas informáticos: 3000 €
  • Mobiliario: 3.500 €
  • Materiales: 675 €
  • Gastos de creación del negocio: 3.000 €
  • Fianza: 1.500 €
  • Fondo inicial para 3 meses: 12.750 €
  • Coste total: 44.175 €

¿Cómo se promociona un nutricionista?

Antes de crear una clínica de nutrición, hay que hacer una campaña promocional para lograr que el máximo número de pacientes acudan al consultorio ya en los primeros meses. Lo ideal es fijarte en cuánto cobra un nutricionista en España y hacer números para que puedas lograr ese sueldo o más. Se pueden emplear distintos medios para promocionar una clínica de nutrición:

  • Televisión y/o radio. Puedes anunciarte en una cadena o emisora local dirigida al público general. Si los anuncios no son muy largos, el coste será menor.
  • Prensa. Otra opción que puedes tener en cuenta es la de poner un anuncio en algún diario local, incluso en prensa gratuita.
  • Buzoneo. Es una forma económica y eficaz para darte a conocer en el barrio donde esté ubicada tu clínica.
  • Página web. Esta manera de promocionar tu centro de nutrición no solo te permite tener visibilidad en el mundo digital y conseguir nuevos pacientes, sino que contribuye a mejorar tu imagen de marca y a ganarte la confianza de los clientes potenciales.
  • Registro en webs sobre nutrición y directorios de empresas. Para que los posibles clientes te encuentren, también es aconsejable que te registres en sitios web relacionados con la nutrición, así como en directorios de empresas como las Páginas Amarillas.
  • Asociaciones de dietistas-nutricionistas. Figurar en bases de datos de asociaciones de profesionales de la nutrición, tanto nacionales como autonómicas, te permite darte a conocer y ofrecer una imagen seria y de prestigio.
  • Relación con herboristerías y parafarmacias. Otra opción para promocionarte es llegar a acuerdos con las herboristerías y parafarmacias situadas cerca de tu consultorio. Por ejemplo, tú puedes recomendar a tus pacientes que compren determinados productos en estos establecimientos, y ellos pueden remitir a sus clientes a tu consulta cuando les pidan consejo sobre nutrición.
  • El boca a boca. Continúa siendo uno de los métodos más efectivos. Si tus clientes se van contentos de tu clínica, te recomendarán a sus familiares, amigos y conocidos.

Esperamos que ahora tengas más claro qué puedes hacer para crear tu propia clínica de nutrición y cuánto puede costarte. Diseña tu campaña de promoción, acondiciona tu local y consigue todos los equipos y herramientas necesarios para comenzar a pasar consulta, sin olvidar el programa de gestión de centros de nutrición, que es fundamental para llevar un control de tu clínica en todos los aspectos.