Las mejores ideas para la decoración de una clínica dental

La decoración de una clínica dental tiene un papel muy importante, gracias a ella conseguiremos que los clientes se sienta mucho más a gusto en un lugar que ya sabemos que no es precisamente su favorito. Un ambiente acogedor, cálido y agradable, no solo hace que las personas se encuentren cómodas en ese espacio, sino que además crea buenos recuerdos e incita a repetir la experiencia, por eso dedicarle un poco de tiempo al aspecto de las instalaciones es sin duda un gran acierto.

Al iniciar el proceso de decoración de una clínica dental, lo primero que hay que realizar es un estudio del espacio del que disponemos para ver cuál sería la mejor distribución. En el caso de que la clínica ya esté montada, lo ideal sería analizar los puntos a mejorar y ver de qué forma podemos hacerlo. Por supuesto, siempre respetando las normativas al respecto.

Recepción y sala de espera

La recepción de la clínica es como la entrada de nuestra propia casa. Es lo primero que los clientes van a ver, y donde van a sentir las primeras emociones, ya sean agradables o desagradables, por eso tenemos que prestar especial atención a todos los detalles.

Debemos crear una atmósfera relajada eligiendo colores agradables y suaves como pueden ser diferentes tonos de azul o verde. También se debe prestar atención al mobiliario, que sea práctico a la vez que elegante y moderno, y sobre todo que se vea ordenado, ya que esto transmite mucha sensación de calma y profesionalidad. Para evitar los sonidos desagradables que pueden llegar desde las consultas, es una buena idea poner música tranquila de fondo. Pequeños detalles como un guardarropa o incluso una máquina distribuidora de agua pueden hacernos ganar la confianza del cliente y que este se sienta mucho más a gusto.

En cuanto a la sala de espera, hay que decir que se trata de uno de los puntos críticos. Es donde el cliente va a pasar sus momentos más tensos, a la espera de entrar a la consulta. Por eso es importante tratar de ocupar su mente para que no piense demasiado, esto lo conseguiremos facilitando revistas de diferentes temas, colocando una televisión en la sala, etc. También hay que buscar la comodidad del paciente, con unos sillones amplios lo conseguiremos. Además, podemos decorar esta zona de la clínica con plantas, aportarán un ambiente relajado y familiar. Si añadimos wifi, seguro que nos ganaremos al cliente. Y por supuesto no olvidarnos de los más pequeños, poner juegos o libros para colorear es un punto muy a favor.

Consultas

Es uno de los lugares de la clínica donde los pacientes van a estar más nerviosos, o al menos así es cómo la vemos la mayoría de personas. Toda esa maquinaria extraña que no conocemos, ese profesional con su mascarilla, sus gafas y todo el uniforme, es inevitable que no nos ponga tensos.

¿Y cómo cambiar esto? Uno de los puntos clave en la consulta es la limpieza. Parece una obviedad, pero mantener tanto la consulta como el resto de la clínica limpia es algo importantísimo. El cliente confiará en el negocio y no dudará en volver. Para mantener la clínica de manera higiénica lo mejor es elegir materiales que resulten fáciles de limpiar y que sean resistentes a los productos. Además, estos deben mantenerse intactos para que su presencia sea siempre atractiva.

El mobiliario debe renovarse cada cierto tiempo, para que no transmita sensación de dejadez, y hay que tener muy en cuenta tanto la luz como la temperatura. Parecen cosas irrisorias pero a nadie le gusta pasar frío, calor, que le ciegue una luz o adentrarse en un ambiente oscuro. Todos los factores cuentan, y mucho.

Aseos

La clínica debe contar con aseos para que los pacientes puedan hacer uso de los mismos. Estos deben ser amplios para que el cliente pueda desenvolverse con comodidad. Una buena iluminación junto con una gran limpieza e incluso alguna pequeña planta harán que este rincón resulte agradable.

Es muy importante evitar los malos olores, para lo que podemos utilizar diferentes ambientadores, a poder ser naturales. Un fino mueble puede servir para dar un toque de diseño a la vez que para guardar los rollos de papel o los diferentes productos.

Seguridad

Sobra decir que la clínica debe cumplir con una legislación y por supuesto con la parte que corresponde a seguridad. Al cliente siempre le gustará ver las señalizaciones adecuadas y comprobar que se cuenta con los recursos adecuados para actuar en caso de una situación de emergencia. Sentirá que se encuentra en buenas manos.

Decoración de una clínica dental

Invertir tanto tiempo como dinero en la decoración de una clínica dental puede marcar una gran diferencia entre una clínica u otra. Al final, lo más importante es que el cliente se sienta a gusto para que vuelva y gracias a un buen diseño lo conseguiremos.

Evitar el mobiliario frío, anticuado, dañado y cambiarlo por uno de diseño que se vea actual. Decorar las pareces con cuadros minimalistas que aporten estilo y rompan con la frialdad de la clínica. Tener una consulta específica para niños decorada con vinilos de los dibujos animados más famosos. Esto son pequeños detalles que harán que nos ganemos a los clientes. Mantener la pintura en perfecto estado, dar una mano con regularidad e incluso cambiar el color cada cierto tiempo para romper con la monotonía y sorprender a los pacientes. Valorarán positivamente la renovación y les transmitirá una sensación de mejora que les hará seguir confiando en nosotros.

Siempre se puede contar con la ayuda de profesionales, que no sólo nos asistirán a la hora de elegir la decoración de la clínica y todos los pormenores, sino que además nos asesorarán sobre determinados puntos que es necesario tener en cuenta y que se nos pueden escapar.

Es importante lanzarse a la aventura de la decoración de una clínica dental, no es una decisión de la que nadie se arrepienta. Si los clientes están felices, los demás también lo estaremos. ¿A que más hay que esperar para empezar a reformar y a decorar?

2018-07-09T08:27:42+00:00