La telemedicina se ha convertido en una de las tendencias más evidentes en clínicas y hospitales.

En este artículo te hablaremos de las aplicaciones de la telemedicina, sus ventajas y desventajas o desafíos, los tipos de telemedicina que existen y qué impacto puede tener en el futuro de nuestro sistema de salud.

¿Qué es telemedicina? Definición

Una definición de telemedicina puede ser un sistema de comunicación e interacción entre el sistema de salud y el paciente a través de medios electrónicos.

En otras palabras, se trata de utilizar las nuevas tecnologías para facilitar la comunicación a distancia, sin que el paciente tenga que desplazarse a la clínica o centro de salud.

Esto implica numerosas ventajas:

  • Disminuimos desplazamientos
  • Reducimos colas y listas de espera
  • Ahorramos tiempo

En ningún caso la telemedicina es sustitutiva de la atención presencial cuando ésta sea absolutamente necesaria. En este sentido, a veces se considera una desventaja el hecho de que no sea una cita presencial, ya que el médico puede necesitar evaluar el estado de salud del paciente.

Sin embargo, no todos los casos que requieren ver al médico necesitan una visita al centro de salud. Se trata de optimizar el tiempo y mejorar la eficacia en la atención al paciente, utilizando la tecnología que disponemos hoy y reduciendo la burocracia. Además de que existen sistemas que permiten también al médico contactar visualmente con el paciente.

Los tipos de telemedicina que debes conocer

La aplicación de la telemedicina es muy variada, dependiendo del enfoque que se le quiera dar. Podemos distinguir entre los siguientes tipos de telemedicina o medicina a distancia.

Portales de pacientes online

Una de las grandes ventajas son los portales de pacientes. Estos permiten que los usuarios puedan consultar su ficha de paciente y visualizar pruebas de laboratorio u otra información relevante sobre su estado de salud.

Citas médicas por teleconferencia

La realidad de la teleconferencia se está imponiendo. Y no sólo por el impacto de esta reciente pandemia, sino que ya venía siendo una tendencia. Se le conoce también con telemedicina interactiva.

Los pacientes pueden recibir consejo y asistencia del médico en su hogar, utilizando para ello medios electrónicos como teleconferencia o videconferencia.

Recetas electrónicas

El uso de los medios digitales también se está convirtiendo una realidad para la emisión de recetas médicas.

A través de las recetas electrónicas, los pacientes pueden disponer de una receta digital desde su hogar, sin necesidad de imprimir papel, ya que tienen la misma validez que una receta impresa.

Monitorización mediante apps

La monitorización mediante aplicaciones móviles permite a los médicos controlar a los pacientes con enfermedades crónicas. También a aquellos que se encuentran en situación de cuarentena como consecuencia del Covid-19 o de otras enfermedades contagiosas.

Estas aplicaciones permiten controlar el estado de salud del paciente a través de determinados dispositivos. No tienen por qué ser smartphones, pueden ser aparatos preparados al efecto para medir el nivel de azúcar en sangre u otros indicadores.

De esta manera, tenemos una mayor anticipación para controlar el estado de salud de los pacientes en situación más delicada, pero que se encuentran en sus domicilios.

Sistema de cita previa online

Aunque ya nos hemos acostumbrado a pedir cita médica online, esto es también una realidad de la telemedicina. El usuario no tiene por qué desplazarse al centro de salud, ni siquiera llamar por teléfono, para concertar una cita con su médico. A través de un software de citas médicas, podemos gestionar perfectamente los turnos y horarios.

Puede hacerlo directamente online, incluso visualizando los horarios disponibles para elegir el que mejor le convenga.

Esperamos que este artículo te haya sido útil para comprender mejor la importancia y el papel de la telemedicina en el futuro y también en la actualidad.