La relación entre el médico y el paciente está basada en el principio de confidencialidad médica. El secreto profesional médico es una de las herramientas que permite que haya confianza mutua entre sanitarios y pacientes.

En este artículo te explicaremos qué es el secreto profesional de los médicos y cómo puedes garantizar la confidencialidad médica y la privacidad del paciente.

¿En qué consiste el secreto profesional de los médicos?

La confidencialidad es uno de los elementos básicos en los que se sustenta toda relación entre médico y paciente.

Se trata en primer lugar de una de las obligaciones éticas recogidas en el así como en el Código de Ética y Deontología Dental del Colegio de Dentistas de España, así como también en el Código de Deontología Médica Colegial.

Para entender lo que significa este principio, nos fijamos en lo que dice el artículo 27.2 de este último código deontológico:

“El secreto comporta para el médico la obligación de mantener la reserva y la confidencialidad de todo aquello que el paciente haya revelado y confiado, lo que haya visto y deducido como consecuencia de su trabajo y tenga relación con la salud y la inmunidad del paciente, incluyendo el contenido de la historia clínica”.

Esto nos lleva a entender la gran responsabilidad del personal sanitario, así como de los sistemas que utilizamos para almacenar la historia clínica de los pacientes. Pero es que además no se trata solamente de un código ético de libre adscripción. La revelación de secretos ajenos también es un delito que está recogido en el código Penal, en su artículo 199, que conlleva penas de cárcel de 1 a 3 años y multa de 6 a 12 meses.

Claves para garantizar la confidencialidad médica del paciente

Para garantizar la confidencialidad médica del paciente, debemos atender tanto al comportamiento de los médicos, como a la recogida de información de los pacientes.

Esto es esencial cumplirlo tanto en centros médicos del sistema sanitario público, como en cualquier clínica de carácter privado y de cualquier especialidad.

Se trata por tanto no sólo de cumplir una obligación de nuestra profesión, sino de salvaguardar la confianza entre paciente y médico.

Por un lado, el médico deberá guardar la privacidad del paciente, no revelando a nadie cualquier información relativa a la salud del mismo, salvo por la autorización de éste y cuando no haya más remedio por necesidad de colaborar con la Justicia. El secreto profesional del médico tiene por tanto sus límites, no es un deber absoluto.

Por otro, es de gran importancia que pongamos especial diligencia en la protección de los datos que el paciente nos proporciona, sobre todo en lo relativo a su historial clínico. El historial clínico no debe poder ser consultado por cualquier miembro del personal sanitario. Sólo debe ser accesible al médico y al propio paciente, por lo que lo ideal es que esta información esté digitalizada.

Protege la privacidad de tus pacientes

Más allá de la discreción de los médicos, uno de nuestros deberes para proteger la privacidad de los pacientes es utilizar la tecnología adecuada.

No podemos almacenar nuestro historial clínico en cualquier plataforma de almacenamiento. Especialmente si tenemos en cuenta que también tenemos la obligación de cumplir con la RGPD. Debemos por tanto utilizar un software cloud en España que se ajuste a la legislación y te garantice la mayor seguridad.

Con un software de gestión clínica en la nube como Nubimed, podrás tener la tranquilidad de que los datos de tus pacientes están en lugar seguro y se adaptan a los requerimientos del secreto profesional médico. Podrás crear, almacenar y modificar el historial clínico del paciente de manera segura y guardando la confidencialidad.

Date de alta gratis en Nubimed y prueba nuestro software médico durante 30 días. La mejor opción para tu clínica o centro de salud.