El concepto del Cloud Computing o de la computación en la nube es un área tecnológica que no deja de crecer rápidamente en prestaciones y capacidades. En este artículo descubrirás que es la mejor solución a la hora de llevar a cabo procesos como el del uso y análisis de grandes volúmenes de datos clínicos y relacionados con la salud pública, datos que es necesario procesar y almacenar.

Es una herramienta idónea para lugares en los que se dispone de pocos recursos financieros o de espacio para infraestructuras tecnológicas, y para servicios de salud donde los recursos informáticos se utilizan de forma habitual.

Cómo ayuda la nube en los procesos de transformación digital para la salud

Los servicios de software para médicos que se sirven de los beneficios de la tecnología de cloud computing se utilizan con éxito en diversos campos de salud, los cuales te presentamos a continuación:

– En la telemedicina y para servicios de consulta a distancia.

Almacenamiento y presentación de imágenes médicas.

Infraestructura de Salud Pública y autogestión para los pacientes.

Gestión para los servicios prestadores de salud y para sistemas de información clínica.

Servicios de terapia.

Para el uso secundario de datos clínicos y de salud. Uso secundario de datos.

La implantación de la computación en la nube en el ámbito de la salud es clave en la necesaria transformación digital de los servicios. Al integrar el cloud computing con éxito podrías ver cómo se logran las siguientes ventajas:

El agregado de datos. Un servicio en la nube hace más fácil y económica la recopilación y clasificación de los datos a la hora de analizarlos.

Estandarización de la información. El servicio desde la nube proporciona la posibilidad de convertir distintos tipos de datos a un formato de uso común.

Contextualización de la información. La nube permite que la combinación de los datos realmente interesantes se haga más fácil, y la retroalimentación en tiempo real de los mismos sirve para disponer de un suministro personalizado y relevante de información.

Los retos de la implantación de la nube en el software para médicos

La integración adecuada de los servicios de nube para los centros de salud y servicios clínicos supone superar una serie de desafíos. A continuación, te enumeramos los más habituales:

La seguridad de los datos. Amenazas a la información como accesos no autorizados a datos privados, que puedan ser de uso exclusivo o sensible, y que incluyan detalles como estado de los pacientes, la facturación y otro tipo de información.

Transparencia y confiabilidad en el control de los datos por parte de terceros. Existen algunos problemas técnicos que se pueden derivar del uso del servicio de nube, como puede ser la pérdida del control del servicio de salud sobre los datos que está manejando. Información relevante podría llegar a perderse, y datos que no se necesitan podrían ser difíciles de eliminar del sistema.

Falta de experiencia en el control del servicio informático desde la nube. Todavía existen servicios de salud que no se lanzan a la integración del cloud computing al no tener muy claras las ventajas y desventajas de su implantación para el sector de la salud, y no existen análisis suficientes para demostrar que el ahorro económico no se sobreestima por encima de otros costes que no se hayan valorado adecuadamente.

A pesar de todo ello, existen una serie de factores que afectan a la decisión de adoptar un servicio de computación en la nube. Estos factores pueden tener que ver con el marco normativo de cada país, las características sociales o económicas, y los mecanismos por los que determinados servicios de salud son prestados. Es necesaria una evaluación en el lugar para considerar variables como la humana, la tecnológica, la organizativa y ambiental:

Humana: en este aspecto se entra a analizar la capacidad innovadora y las competencias técnicas percibidas para cada actor dentro de los sistemas de información para la salud.

Tecnológica: en este campo es necesario valorar el estado de la seguridad de los datos, la complejidad de la tecnología, la compatibilidad de la implantación con otros recursos tecnológicos y los costes de la misma.

Organizativa: se entra a valorar la ventaja relativa en cuanto a reducción de costes de operaciones, el apoyo que supone para la alta gerencia del servicio de salud, si se dispone de los recursos logísticos y económicos adecuados y los beneficios que supondrá a cualquier plazo el éxito de la implantación.

Ambiental: se entran a valorar las políticas del gobierno del país de acuerdo al marco normativo, y la percepción de la presión de las empresas de la competencia.