El consultorio médico es una estructura sanitaria donde los médicos prestan servicios de salud a los pacientes. Suelen ser unidades más pequeñas que las clínicas y los centros de salud y hospitales públicos o privados, y por lo general están destinados a diferentes tipos de especialidades.

Los consultorios médicos pueden diferir en tamaño y objetivos. Una característica que tienen en común es que no tienen servicios ambulatorios, a diferencia de los hospitales. Mientras que hay consultorios médicos generalistas, otros pueden tener carácter especializado.

El rasgo esencial es que los consultorios están destinados a la consulta médica, aunque también pueden hacerse exámenes clínicos, encargarse pruebas de laboratorio o derivar a los pacientes a diferentes especialidades. A diferencia de una clínica, los consultorios están a nombre de una persona física, que debe ser profesional médico, y no una persona jurídica.

Tipos de consultorios médicos

Los consultorios pueden clasificarse según diferentes variables y normativas de cada país. Si nos fijamos en la especialidad del consultorio, podemos hablar de diferentes tipos.

  • Consultorios de pediatría: se trata de un servicio médico profesional de atención pediátrica, o destinado al cuidado de la salud de los niños.
  • Consultorio de medicina general: son aquellas consultas de médicos independientes que ofrecen atención médica general, incluyendo diagnóstico, interrogatorio y exploración física.
  • Consultorio de especialidades: son aquellas consultas de médicos especializados en diferentes áreas de especialidad, como dermatología, ginecología o psiquiatría.

Otras tipologías clasifican los consultorios en función del tamaño del mismo, si cuenta con salas auxiliares y equipamiento especializado, o se limita sólo a la atención primaria. También podemos distinguir entre los consultorios médicos online, y aquellos que ofrecen sólo servicio presencial.

Es clave entender en cualquier caso que muchos consultorios médicos acaban transformándose en clínicas, cuando deja de ser una consulta de un médico independiente y se convierta en un centro médico como persona jurídica, que puede ser una policlínica o un centro especializado.

Cómo abrir tu propio consultorio médico

Si eres médico y quieres abrir tu propia consulta en España, tienes que dar algunos pasos imprescindibles.

  1. Hallarte en posesión del título en Medicina y estar registrado en el Colegio Oficial de Médicos de tu provincia.
  2. Darte de alta en el RETA (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos).
  3. Darte de alta en Hacienda, presentando el modelo 036 o 037.
  4. Dependiendo de tu comunidad autónoma, deberás darte de alta en el registro sanitario de tu Consejería de Salud
  5. También debes solicitar la autorización para la instalación de tu consulta y licencia de apertura en el Ayuntamiento.
  6. Tendrás también que darte de alta en la Agencia de Protección de Datos.

Utilidades necesarias en cualquier consultorio

Un consultorio es lo más parecido a una consulta de atención primaria, aunque puede ser más amplia. ¿Qué debe tener un consultorio médico?

Está formado por un asiento para el médico, escritorio, dos asientos para los pacientes, una camilla y una mesa de exploración. Debe tener también un baño, cesta de basura y distintos utensilios médicos. En muchos consultorios, puede también observarse en un sitio visible el título del médico.

Además, debes contar con todo el equipamiento médico necesario para atender a tus pacientes. Báscula, tensiómetro, espirómetro, fonendoscopio, electrocardiógrafo, cronómetro, tabla optométrica para niños, glucómetro, forceps ginecológicos… También deberías disponer de los accesorios sanitarios imprescindibles, como inhalador, bolsa de oxígeno, guantes, jeringas, agujas, desinfectante.

Al igual que es esencial tener el equipamiento y material sanitario esenciales, necesitarás tener un ordenador y un software médico para la gestión de tu consulta. Con esta herramienta, podrás gestionar las citas médicas, el historial de los pacientes, la sala de espera, la facturación y la gestión contable, el consentimiento informado y todos los elementos esenciales para la gestión de tu consultorio médico.

La forma más fácil de gestionar tu consultorio es utilizando un software médico en la nube, que te permita hacer todas estas funciones. Nubimed es la mejor solución para ti. Prueba nuestra demo gratis y descubre cómo funciona.